BIENVENIDOS A MI BLOOG


Me llamo Yanay y tengo 5 años.


Vivo en un pequeño pueblo de la costa del sur de Tarragona, en Hospitalet de l' Infant.


En mayo de 2009 me diagnosticaron un cáncer infantil (Neuroblastoma abdominal estadío 4 con Nmyc amplificado) con pronóstico muy desfavorable y esperanza de supervivencia inferior al 30%.


Después de recibir tratamiento en Barcelona en el Hospital de La Vall d’ Hebrón he superado con éxito las primeras fases del tratamiento, con ciclos de quimioterapia inductiva, auto transplante de médula, radioterapia y quimioterapia oral.


Actualmente estoy esperando que se den las condiciones médicas indicadas y el equipo médico del hospital de Sant Joan de Deu de Barcelona que me trata aconseje iniciar un tratamiento de inmunoterapia con anticuerpos monoclonales que se administra en un hospital de EEUU (Memorial Sloan Katerin Cancer Center of New York)


Mientras eso sucede sigo una vida normal y ya me he podido incorporar a colegio y realizar actividades extraescolares como natación, judo o ballet paro hasta llegar aquí el camino ha sido muy largo y no exento de dificultades. Esta es mi historia...



Y si quieres conocer más de todo lo relacionado con mi experiencia puedes contactar con mi papá en:

jjmolij@hotmail.com

yanaymoli@gmail.com

teléfono 651742538

lunes, 21 de julio de 2014

Otro año más, afortunadamente.

Pues si, ha pasado ya otro año.

Y ya son cinco desde el día que le diagnosticaron el NB

Y si, afortunadamente son cinco años. 

Cuando nos dieron el diagnóstico y conocimos la gravedad del pronóstico pensar que Yanay estaría con nosotros ahora era un ejercicio de autentica fe pues médica y estadisticamente era bastante improbable que tal y como llegó al hospital pudiese superarlo.

Pero ella es fuerte, muy fuerte, y gracias a ello está superándolo.

Trístemente, en este largo camino han ido quedando muchos compañeros, demasiadas estrellas a las que Yanay reza cada noche, los últimos Pau y Carla, niños que no pudieron con los duros tratamientos que recibieron o que como ella precisaban uno muy específico y que en su momento algún necio decidió negarles.

Un buen amigo, el Dr. García, nos dijo al conocer el diagnostico que lo mejor que podíamos hacer era disfrutar de ella cada día como si fuese a ser el último que estaba con nosotros  y que procurásemos que su experiencia vital fuese lo más enriquecedora posible. Y en eso estamos.

Por eso Yanay hizo ballet, por eso se apuntó a judo lo mismo que a natación y ahora a jugar a fútbol de portera.

Porque ella no lo sabe todavía, pero cada dia que baila, cada vez que hace un largo en una piscina o cada pelota que para, es una victoria. Una victoria  contra el temible NB y un ejemplo para aquellos que acaban de conocer que sus niños padecen esta terrible enfermedad. Un espejo en el que mirarse y encontrar la esperanza de que por que no, sus hijos también saldrán adelante y podran bailar, nadar, jugar a fútbol o hacer todo aquello que deseen.

Ánimo a todos aquellos que estaís ahora en la lucha. 

Nadie dijo que esto fuera sencillo...






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada